Bienvenidos

abril 20, 2010

Conservar la Reserva de la Biosfera del Yasuní es necesario no sólo por la protección de la biodiversidad y el medio ambiente o por la protección de los pueblos aislado Tagaeri y Taromenane, hoy empieza nuestra lucha desde una propuesta que se basa en la necesidad de construir un modelo de producción que no coloque todo el peso del desarrollo en la naturaleza.

Esta propuesta no pretende desconocer la necesidad del petróleo para el fomento de las iniciativas sociales del gobierno, sino iniciar un proceso que nos lleve a una transformación del modelo de producción en el que la extracción de los recursos naturales sea solo una parte del sustento del país y sus necesidades.

Aportamos a esta construcción desde las siguientes reflexiones:

  • La necesidad de construir estrategias para transición hacia un nuevo modelo económico que no dependa del extrativismo.
  • El respeto a la decisión de un pueblo expresado en la Constitución Política de la República del Ecuador, que consagra derechos a la naturaleza (art. 71 al 74), a los pueblos y a sus territorios (art. 57, 424, 407, entre otros).
  • El desarrollo del país no puede seguir sustentándose en el sacrificio y ala vida de los pueblos indígenas aislados.
  • El Estado debe asumir su responsabilidad e intervenir sobre la actividad extrativa, imponiendo mejores estándares de calidad, mayor control, y asegurando la participación armónica de las comunidades en los beneficios económicos que produce esta actividad.
  • El Estado debe ser responsable de intervenir en las relaciones entre las comunidades y las empresas transnacionales.
  • El desarrollo del país no puede ser medido sobre los kilómetros de carreteras construidos o sobre la calidad de los mismos, sino sobre el bienestar real de la población, referido claramente en el artículo 341 de la Constitución.
  • El territorio del Bloque 31, por la poca cantidad y calidadde su producción petrolera, debería ser considerado como parte de la Iniciativa ITT dado que se encuentra junto a esta zona.

Aplaudimos la iniciativa Yasuní ITT por su dimensión real, por lo que significa como un paso inicial hacia el cambio del modelo económico. Sim embargo creemos que el Yasuní, por su importancia tanto en términos ambientales, como para supervivencia de los Pueblos Indígenas Aislados, debe ser protegido integralmente.

Anuncios